Si hay un edificio de nueva construcción en Zaragoza que haya roto con todos los límites establecidos, ese ha sido Torre Zaragoza.

Nadar entre las nubes, ¡esa es la expresión que nos viene a la cabeza cuando tratamos de explicarlo!

 

El rascacielos que ha conseguido llegar a lo más alto de la ciudad zaragozana, ha enamorado a sus habitantes por las prestaciones e instalaciones que ofrece.

Una firme apuesta de Grupo Plaza 14 por la evolución que ha conseguido grandes resultados en sostenibilidad y eficiencia energética.

 

Torre Zaragoza Grupo Plaza 14

 

¿Cuál es el verdadero éxito de Torre Zaragoza?

 

El proyecto urbanístico más singular de Zaragoza consta de 30 plantas de altura conformadas por 285 viviendas. Estas viviendas están construidas con materiales e instalaciones de alta calidad y todas ellas son exteriores.

 

Desde los 68 a los 168 metros útiles, todas las viviendas cuentan con amplias terrazas en las que disfrutar de unas de las vistas más espectaculares de la capital aragonesa.

 

Grupo Plaza 14 ha construido este edificio pensando en el entorno que lo acompaña, aportándole así a las inmediaciones un plus de altura y modernidad, dos características que lo hacen único y exclusivo.

 

Su esbelta silueta ha cambiado para siempre el paisaje de la ciudad, dándole un nuevo toque innovador al entorno.

 

Además, la sostenibilidad es uno de sus principales reclamos, ya que este edificio ha sido construido especialmente para que su consumo sea casi nulo.

 

 

¿Qué convierte a Torre Zaragoza en un lugar perfecto para vivir?

 

Entre la infinidad de características que definen a Torre Zaragoza, son las técnicas las que han terminado de conquistar a nuestros clientes.

 

El conjunto de todas ellas ha logrado convertir a Torre Zaragoza en un lugar idóneo para desarrollar un proyecto de vida sostenible.

 

Esto es posible gracias a que todas sus viviendas, integran el sistema de aerotermia, la moderna tecnología que permite extraer energía de la temperatura del aire. Esto hace posible mantener el aire a una temperatura constante en cualquier punto de la vivienda, por lo que el consumo eléctrico es mínimo.

 

Gracias a que se ha construido con una estructura diseñada para evitar los cambios de temperatura exterior, se crea en su fachada una cámara de aire que reducirá las pérdidas térmicas del edificio en los meses de verano e invierno.

Torre Zaragoza con 106 metros de altura es un espacio residencial dónde encontraremos también dos piscinas, una pista de pádel, un gimnasio y cinco plantas de garaje con 441 plazas y 285 trasteros.

Los materiales utilizados en la construcción lo convierten en un lugar ideal para vivir que transmite modernidad, elegancia y sostenibilidad. Cada uno de los hogares ha sido construido para que sus habitantes encuentren en ellos un lugar cómodo y confortable en el que vivir.

 

Además, los espacios comunes con los que cuenta hacen que se puedan desarrollar en él infinidad de actividades sin salir del propio edificio.

 

Vivir en Torre Zaragoza será en breve, ¡un sueño cumplido para muchos!