Torre Zaragoza, un sueño de Grupo Plaza 14 hecho realidad con la colaboración de Ingennus

Cada día queda menos para finalizar las obras de Torre Zaragoza, un proyecto en el que el diseño del edificio ha sido una parte fundamental en la creación del primer rascacielos de Zaragoza.

Grupo Plaza 14 junto a Ingennus han hecho posible este sueño, convirtiéndolo en un proyecto innovador que cambiará para siempre la vida de sus propietarios.

Diseño Torre Zaragoza hecho por Ingennus

Los arquitectos de Ingennus Joaquín Lahuerta, Ferrán Calzada y José María Lahuerta nos cuentan su experiencia creando Torre Zaragoza y lo que ha supuesto para ellos participar en este innovador proyecto.

Torre Zaragoza no solo es el edificio más alto de la cuidad, también es uno de los que más destacan por su cuidado diseño. Durante el proceso de creación del proyecto, ¿Cuáles fueron vuestras principales fuentes de inspiración?

El hecho de enfrentarte a un edificio de estas dimensiones no es tarea sencilla, no solo por tratarse del edificio de viviendas más alto de la ciudad de Zaragoza, sino también al más alto que hemos desarrollado en Ingennus.

La tarea de formalizar el volumen o la distribución interior de las viviendas puede llegar a constituirse como un reto relativamente sencillo dada la experiencia acumulada a lo largo de los años, pero el formalizar este volumen como tal y “simplificar” su percepción exterior no es una tarea sencilla. Así, cuando nos enfrentamos por primera vez a esta sucesión de 30 plantas, el reto principal consistía en huir de una imagen de apilación de pisos, es decir, del efecto colmena habitacional infinita que repitiese su patrón de manera homogénea y aburrida a lo largo de todas sus plantas.

Ante esta tesitura, es necesario simplificar al máximo la imagen exterior de la torre. Esto pasa, en gran medida, por intentar homogeneizar o desdibujar la cantidad de huecos que se abrían en las fachadas y percibirlos como masas mayores, con mayor escala. Se trata de una técnica común y muy utilizada en grandes torres repartidas tanto por Asia como por América. Se trata de desdibujar el hueco, coserlo mediante paños o telares del mismo color, de modo que quede desdibujado y no genere esa sensación de “colmena”, donde el mismo hueco se repite hasta el infinito.

Lo que llama especial atención en Torre Zaragoza es su fachada, ¿Cuáles son los elementos que componen su diseño?

Hilando con el punto anterior y para conseguir este propósito, la técnica utilizada fue el uso colores claros y oscuros que generasen potentes contrastes en la fachada y que ayudasen del algún modo a abstraer el alzado de la torre. Para ello, las cuatro fachadas principales de la torre quedan recogidas en cuatro grandes telares rectangulares en color blanco, ejecutados mediante grandes piezas de hormigón prefabricado, y que dan al edificio un primer nivel de escala cuando lo observas desde la distancia.

Para enfatizar esta idea, los fondos de terraza han sido diseñados en un color oscuro, un gris grafito que genera un telón de fondo en el que se mimetizan los huecos de salida a las terrazas y que potencia la volumetría de los módulos de balcón, también ejecutados en el mismo hormigón prefabricado que el gran marco perimetral.

Esta misma técnica se utiliza en las fachadas donde predominan las ventanas, mediante el uso de pasos de ventanas en el mismo color que las propias carpinterías, generando franjas horizontales y verticales que, al igual que ocurría con las fachadas de balconeras, ayudan a reducir el ruido de la fachada y a simplificar al máximo una geometría que, de lo contrario, habría resultado repetitiva.

Bocetos iniciales Torre Zaragoza hechos por Ingennus

La sostenibilidad ha sido una parte esencial en el diseño de Torre Zaragoza, ¿Cuáles han sido las innovaciones que se han llevado a cabo en el proceso de creación del edificio?

Desde el comienzo del proyecto, una de las premisas claras de Grupo Plaza 14 era la implementación del mayor número de medidas que favoreciesen no solo el ahorro energético en las viviendas sino el incremento del confort de los futuros inquilinos de la torre.

Es por ello por lo que, tanto desde Ingennus como desde Grupo Plaza 14, decidimos diseñar Torre Zaragoza bajo criterios Passivhaus. Se trata básicamente de diseñar las viviendas incorporando una serie de medidas:

AISLAMIENTO

Para Torre Zaragoza se realizó un exhaustivo estudio de los cerramientos, seleccionando muy cuidadosamente los espesores y tipologías de aislamientos utilizados en las fachadas para cumplir con las demandas exigidas.

Así, todo el edificio cuenta con doble línea de aislamiento, tanto por el interior, con una manta de aislamiento térmico embebida en el trasdós de los cerramientos, así como una línea de aislamiento exterior, bien sea en el interior de la fachada ventilada cerámica o en el fondo de las terrazas de SATE (Sistema de Aislamiento Térmico Exterior).

HERMETICIDAD

Se trata de reducir al máximo la permeabilidad de los cerramientos a la entrada del aire. Puede parecer una banalidad, pero las principales pérdidas energéticas de las viviendas se producen muchas veces por el escape del aire interior de nuestra vivienda, que previamente ha sido calentado o refrigerado, a través de juntas mal selladas o incluso a través de los propios poros de los materiales y cerramientos.

Así, una de las principales medidas implementadas en la torre ha sido acabar con estas infiltraciones y para ello, no solo se ha aplicado una línea hermética en el interior de las viviendas que sella todas estas infiltraciones del cerramiento, sino que, además, se han estudiado minuciosamente y sellado los encuentros del paramento con carpinterías u otros elementos, llegando con creces a las cifras en lo que a renovaciones por hora del aire interior estamos acostumbrados en un edificio convencional.

AUSENCIA DE PUENTES TÉRMICOS

Un puente térmico es cualquier vía o cualquier puente que conecte térmicamente el interior de la vivienda con el exterior y que favorezca las pérdidas energéticas hacia el exterior.

La utilización de una banda de aislamiento continuo por el exterior (fachada ventilada y SATE) y otras más estudiadas implementadas en los voladizos de las terrazas y puntos singulares han permitido eliminarlos por completo.

CARPINTERÍAS DE ALTAS PRESTACIONES

Las carpinterías son igualmente puntos críticos dentro de la envolvente de las viviendas, de modo que la elección de carpinterías de PVC de altas prestaciones y con triple vidrio, doble cámara y bajo emisivos era garantía de éxito.

VENTILACIÓN MECÁNICA CON RECUPERADOR CALOR

El intercambio de aire con el exterior se constituye como la principal pérdida energética en la vivienda, de modo que este ha de ser lo más controlado posible. ¿De qué sirve invertir energía en calentar o enfriar el aire de la vivienda si este va a escaparse por pequeñas holguras o vamos a abrir las ventanas para renovarlo? Hemos hecho literalmente un gasto energético inútil.

Así, la mejor solución ante este problema es ventilar las viviendas mecánicamente y de manera totalmente controlada a través de conductos que incorporan aire renovado del exterior y expulsan el aire viciado procedente del interior.

A este sistema de ventilación mecánica controlada se incorpora un mecanismo denominado recuperador de calor que termina de cerrar el círculo de eficiencia energética en lo que a ventilación se refiere. Este mecanismo es capaz de intercambiar la energía entre el aire que sale y el que entra alcanzando rendimientos muy altos. Como ejemplo, si estamos en invierno y hemos hecho una inversión energética en calentar nuestra vivienda, el sistema de renovación de aire sacará el aire viciado caliente de nuestra vivienda e incorporará aire renovado frio del exterior.

Sin embargo, el recuperador de calor permitirá que la energía del aire que ya hemos calentado sea cedida al aire frio que entre, de modo que este lo hará precalentado y no a una temperatura tan baja como la de origen. El mismo ciclo se produce en verano, pero a la inversa. Se trata, por lo tanto, de un sistema de intercambio energético bidireccional.

 

Los arquitectos jefes del proyecto de Torre Zaragoza en la central de Ingennus

El edificio de Torre Zaragoza está diseñado cuidando hasta el mínimo detalle, ¿Cuáles han sido las partes que más os han gustado del resultado final del edificio?

El edifico todavía no ha finalizado su construcción, pero su silueta exterior se asemeja cada vez más al producto que diseñamos hace cuatro años. Es curioso como en pleno siglo XXI podemos construir de manera anticipada el edificio mediante la metodología BIM, así como previsualizarlo a través de las infografías. Esto te anticipa en cierta medida y “reduce” el efecto sorpresa de cara a la construcción. Todo está muy analizado y medido antes de construir los edificios hoy en día.

Aun así, cada pequeño detalle digital convertido en realidad nos hace especial ilusión, empezando desde la torre como tal, su tamaño y magnificencia hasta cada uno de estos pequeños detalles, todos ellos en conjunto. Desde el gran telar perimetral de la fachada o los balcones sobresaliendo de la fachada, a las zonas comunitarias de las que goza el edificio, diseñadas con especial mimo y cariño para el disfrute de los futuros inquilinos.

¿Qué es lo que os ha aportado en vuestra experiencia profesional haber participado en la creación del primer rascacielos de Zaragoza?

Hacer frente a un edificio de viviendas tan alto, tan grande y con 285 viviendas concentradas en el mismo punto, no solo exige una gran capacidad de gestión de personas y una colaboración entre departamentos técnicos alta, sino también lidiar con normativas aplicables a edificios de gran altura que pueden llegar a ser en muchos casos desconocidas.

Desde Ingennus ya hemos tenido de la oportunidad de proyectar otras torres en otras ciudades, y esta experiencia nos ha ayudado a generar un gran número de lecciones aprendidas que son fundamentales para futuros proyectos.

Por otro lado, y en lo que respecta los medios, la construcción de un edificio como este genera mucha expectación y se convierte en un foco mediático, a nivel regional y nacional. Gracias a proyectos tan emblemáticos como este, Ingennus se ha seguido posicionando como uno de los estudios de arquitectura de referencia no solo de Aragón sino también de España.

Diseño Torre Zaragoza hecho por Ingennus